Bailar nos hace ser más felices

¿Sabías que el baile es una de las prácticas humanas más antiguas que existen? Y no es casual. Es una práctica que nos hace ser felices. De hecho, hoy vamos a hablar de ello, de cómo bailar puede ayudarte a ser más feliz.

Razones por las que bailar te hace más feliz

Vamos a echar un vistazo a las principales razones por las que el baile te hará más feliz. Ten en cuenta que hay algunas otras razones. Aquí solo mencionamos las más relevantes, pero existen otras que también son importantes:

1. Liberas dopamina

La primera y principal razón por la que bailar te hace sentir bien es porque liberas dopamina el neurotransmisor que hace que nos sintamos bien y felices. También hace lo mismo con la serotonina, que tiene funciones similares. Por lo tanto, cuando bailamos, no solo recibimos una especie de efecto placebo o, simplemente, nos sentimos bien por estar con gente haciendo algo divertido. Realmente hay elementos químicos que circulan por el cerebro y te hacen sentir mejor.

2. Haces ejercicio

Pocas dudas caben de que bailar es uno de los ejercicios más importantes que puedes hacer. Estás en constante movimiento y, además, divirtiéndote. Se trata del ejercicio de cardio más divertido que puedes llevar a cabo. Esto tiene diferentes aspectos positivos para tu salud física, pero también para tu salud mental. Y es que, gracias a que haces ejercicio, podrás obtener todos los beneficios que se obtienen de éste (como el tener la mente en blanco o liberar endorfinas). Además, te permitirá tener un cuerpo más atractivo, lo cual siempre viene bien para sentirnos bien con nosotros mismos y tener una mayor salud mental y estabilidad emocional. Así pues, bailar es la mejor forma de estar perfectamente tanto por dentro como por fuera.

3. Oxigenas el cerebro

Cuando estás bailando, el cerebro desarrolla nuevas conexiones neuronales gracias a su oxigenación. Estas nuevas conexiones neuronales conducen a tener un cerebro más joven y unos reflejos más despiertos.

4. Te acercas a personas con buen ánimo

Naturalmente, el hecho de bailar te pondrá en contacto con otras personas que también bailan. Y, en general, las personas que bailan (y no necesariamente hablamos de profesionales) son personas optimistas y con gusto por la vida. Rodearte de este tipo de personas te hará sentir mejor contigo mismo, porque te mantendrá siempre en una actitud positiva frente a la vida, y, cuando tengas un problema, tendrás un grupo de personas de mentalidad positiva que estarán dispuestas a ayudarte. De hecho, aunque parezca mentira, uno de los puntos que más habitualmente reportan como positivo las personas que gustan de bailar, no es que se sientan mejor ni que hagan ejercicio, sino que se relacionan con personas fantásticas.

5. Alarga tu vida

Ya hemos hablado de que bailar ayuda a ejercitar el cuerpo y a mantener el cerebro joven. Como puedes imaginar, esto, aplicado día a día a lo largo de los años, tiene unas consecuencias muy interesantes.

El ejercicio, tener un cerebro sano, y estar rodeado de buenos amigos y mejores personas es la fórmula mágica para poder vivir más años y hacerlo siempre con una actitud vital joven.

Solo tienes que comparar a las personas mayores que han bailado a lo largo de su vida con aquellas otras que han tenido un estilo de vida más “amargado”. Las primeras tienen una actitud vital mucho mejor que las segundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *